<< BACK TO RESULTS

Related Tags: democrata, politica,

Hispanos retornan al Partido Demócrata


12/07/07
Un sondeo sobre tendencias políticas de los latinos en Estados Unidos contiene malas noticias para el Partido Republicano: la tolda del elefante ha perdido por completo el avance que Bush logró en el voto hispano en 2000 y 2004 y ha vuelto a los niveles pírricos de la década de los 90.

El estudio del Centro Hispano Pew sondeó a más de dos mil latinos en todo el país, entre los cuales casi 900 son votantes registrados. En casi cada tema no hay grandes diferencias de criterio entre los votantes y los no votantes: las tendencias de opinión son similares entre ambos grupos.

Las 48 páginas del reporte describen en detalle lo que ellos definen como una "vuelta en U" en las inclinaciones o lealtades partidistas de los latinos y presenta como contexto la discusión del tema de inmigración como uno de los posibles factores.

"Tras dedicar la primera parte de la presente década a relajar los lazos históricos de los latinos al Partido Demócrata [y acercarse en el voto al republicano], los latinos han vuelto de nuevo a volcarse hacia los demócratas", señala la introducción del sondeo.

Y el "vuelco" fue relativamente rápido: aparentemente, se dio en poco más de un año y en medio de toda la discusión sobre las restrictivas leyes de inmigración pendientes en el Congreso y la discusión sobre la inmigración indocumentada.

Basta ver las cifras para sacar algunas conclusiones. En julio de 2006, la brecha entre demócratas y republicanos entre los votantes latinos era de 21 puntos porcentuales: 49% se inclinaban por los demócratas y 28% por los republicanos.

Hoy en día, esa brecha es de 33 puntos porcentuales: 59% de votantes latinos se identifican con los demócratas y un 25% con los republicanos.

Y aunque en otras cifras puede verse que inmigración es uno de los temas que los latinos han considerado con más interés para definir sus opiniones políticas, también hay otras razones. Por ejemplo, la mala opinión que muchos tienen del gobierno de George W. Bush.

El 41% de los latinos cree que las políticas de Bush han sido negativas para esta comunidad, y sólo el 16% piensan que han sido buenas. El resto dice que no ha hecho mucha diferencia. Incluso entre los latinos republicanos no hay muchos elogios para el Presidente: sólo el 31% piensa que su gobierno ha sido bueno para los latinos.

Bush, durante sus dos campañas, hizo un esfuerzo consciente por buscar el voto latino, hablar en español y expresar su interés por la comunidad. Su recompensa fue recibir entre 35% y 40% del voto latino, dependiendo de las encuestas consultadas.

También hay más latinos que piensan que los demócratas se ocupan más de ellos que los republicanos y cuatro de cada 10 dicen que no hay diferencia en ese sentido entre los partidos.

En cuanto a la contienda electoral que está en curso, la demócrata Hillary Clinton es favorecida en este momento con el 59% de la intención de voto de los latinos. Barack Obama tiene el 15% y Bill Richardson el 8%.

De hecho, uno de cada seis latinos no sabe que hay un latino en la contienda y sólo 12% sabe que Richardson lo es.

Los temas más importantes para los latinos, en orden de prioridad, son educación, salud, economía y empleo, delincuencia, inmigración y la guerra en Irak. Todos estos temas fueron mencionados como prioritarios por el 79% o más de los latinos.

El estudio indica el limitado poder del voto latino a nivel nacional, debido a que menos del 9% de los votantes del país son latinos.

Pero en estados clave, algunos de los cuales pueden presentar contiendas cerradas, los latinos tienen un porcentaje más alto de participación: Nuevo México, Nevada, Florida y Colorado. Todos estos estados los ganó Bush con un margen de menos de 5%.

Hessy Fernández, portavoz del Comité Nacional Republicano, indicó que es muy pronto para determinar las inclinaciones de voto, ya que aunque estamos en la recta final de las primarias, aún falta casi un año para las generales.

"A medida que se desarrolla el ciclo electoral los latinos verán cómo la política republicana de bajos impuestos, menos gobierno, mejor educación y seguridad nacional y fiscal, y no las políticas liberales de Hillary y otros aspirantes, son las mejores para el país", dijo Fernández.

Añadió que, si se trata del tema de inmigración, éste no es el único asunto, ni siquiera el principal, pero indicó que "los demócratas tienen la mayoría del Congreso desde 2006 y tampoco han hecho nada".

"El último que hizo algo fue Reagan en 1986", dijo Fernández.

Por su parte, el presidente del Comité Nacional Demócrata, Howard Dean, llamó ayer a los republicanos a "abandonar el uso de los inmigrantes como chivo expiatorio y de usar el tema como una forma de dividir y ganar puntos políticos".

"En 2002 los chivos expiatorios eran los afroamericanos y la Acción Afirmativa. En 2004 fueron los gays y el matrimonio entre ellos y ahora son los inmigrantes", dijo Dean.

El reverendo Luis Cortez, líder de Esperanza USA, el grupo evangélico latino más grande del país, quien participó con Dean en la teleconferencia, dijo que la retórica y la actitud de muchos republicanos ante los inmigrantes "no es cristiana ni es moral".

"Cuando Bush fue candidato recibió el 80% del voto evangélico latino. Ese voto ya lo tienen perdido", dijo Cortez.


Autor: Pilar Marrero
Source Website: laopinion.com
ALL PICTURES / FOTOS