<< BACK TO RESULTS

Related Tags: españa, venezuela,

El Rey de España hizo callar a Hugo Chávez en Santiago


11/11/07
El rey de España, Juan Carlos I, mandó a callar al presidente venezolano durante un enfrentamiento verbal ayer en la Cumbre Iberoamericana en el que el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió "respeto" a Hugo Chávez por haber llamado "fascista" al ex mandatario José María Aznar.

"¿Por qué no te callas?", lanzó el rey a Chávez, quien no dejaba de interrumpir a Rodríguez Zapatero mientras éste trataba de terminar una intervención en el pleno final de la cumbre en la que le pidió que trate con "respeto" a todos los gobernantes y ex gobernantes de la comunidad iberoamericana.
El momento de fuerte tensión se disipó finalmente por la tranquilidad de Zapatero, que apaciguó los ánimos concluyendo su discurso sobre el respeto.


El incidente lo provocaron unas declaraciones de Chávez, que el viernes llamó "fascista" al ex presidente del gobierno español José María Aznar.
El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, pidió ese mismo viernes "respeto" en un encuentro con su par venezolano, Nicolás Maduro, y Zapatero hizo lo mismo ayer en conferencia de prensa.

La última sesión

Posteriormente en el último plenario, en una intervención que se convirtió en un contrapunto entre Zapatero y Chávez, el presidente venezolano tomó la palabra durante más de media hora -bajo la mirada desaprobadora de la moderadora, la presidenta chilena, Michelle Bachelet, ya que la sesión duraba demasiado- en una disertación en la que volvió a recordar el apoyo de Aznar al golpe de Estado contra Chávez en 2002. "Los fascistas no son humanos. Una serpiente es más humana", reiteró.


Zapatero, que ya había intervenido, volvió a tomar la palabra para pedir respeto, momento en que Chávez le interrumpió varias veces espetando "dígale lo mismo a él".
De repente, el rey de España, que se encontraba al lado de Zapatero, se dirigió a Chávez y le dijo: "¿Por qué no te callas?", fuera de los micrófonos, aunque la pregunta fue recogida por éstos.

La presidenta chilena intervino solicitando: "Por favor, no hagamos diálogo", mientras Chávez volvía a llamar a Aznar "fascista".
El jefe del gobierno español retomó el discurso sobre el respeto, que concluyó con los aplausos de los demás presidentes. "Se puede discrepar radicalmente de las ideas, denunciar los comportamientos, sin caer en la descalificación (...) pido que ésa sea una norma de conducta en un foro que representa a los ciudadanos: que respetemos a todos nuestros dirigentes", llamó.

Chávez contestó a continuación que "el gobierno de Venezuela se reserva el derecho a responder cualquier agresión en cualquier lugar, en cualquier espacio y en cualquier tono", lo que también levantó aplausos.

"Que no se repita"

Al término de la cumbre, Rodríguez Zapatero convocó a la prensa urgentemente para reiterar que su gobierno "considera absolutamente inapropiado y no aceptable en un foro democrático (...) que existan descalificaciones para personas que han tenido una responsabilidad fruto de la voluntad popular".

"Espero que sea la última vez", advirtió por dos veces.
Concluyó subrayando que "el gobierno de España siempre ha respetado, respeta y respetará a todos los gobernantes elegidos democráticamente, y por ello siempre ha exigido, exige y exigirá el respeto a todos los gobernantes que hayan sido elegidos democráticamente. Así vamos a exigir que se funcione".

Bajar el tono

Por su parte, la presidenta chilena y anfitriona de la Cumbre Iberoamericana, Michelle Bachelet, restó ayer trascendencia al choque verbal protagonizado por el presidente venezolano, Hugo Chávez, con el jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en presencia del rey Juan Carlos que abandonó la sala.

Bachelet defendió que en América Latina "hay diversidad en la manera de enfrentar muchas cosas" y "tenemos que respetar nuestra diversidad y manifestarla con respeto".
"No hay que dramatizar", agregó la anfitriona de la cumbre, que consideró que no es bueno cuando alguien "se puede sentir ofendido, pero todos somos adultos".


En tanto, el Secretario General Iberoamericano, Enrique Iglesias, consideró que es natural que en América Latina se produzcan "debates movidos" y afirmó que le pareció muy importante "que la gente hablara ayer (por el viernes) incluso con mas soltura que hoy (por ayer)".

Clima de confianza


El presidente boliviano, Evo Morales, aseguró ayer, al fin de la XVII Cumbre Iberoamericana, que Bolivia y Chile -únicos países de la región que no tienen relaciones diplomáticas- han superado su antigua enemistad y han creado un clima de "mucha confianza".

"Antes nuestros pueblos eran como enemigos. Hemos superado eso, hemos creado mucha confianza", expresó, al informar a la prensa sobre su reunión con la presidente chilena, Michelle Bachelet.
El reiterado reclamo boliviano de una salida al mar, a través de los territorios perdidos con Chile en una guerra del siglo XIX, será motivo de futuras negociaciones entre los cancilleres de ambos países que "seguramente avanzarán en el tema", alentó Morales.


"No podemos vivir históricamente en enemistad" y, aunque "es imposible resolver un problema de tantos años en un año solo, hemos empezado a hacerlo", dijo.
"Lo importante es tener confianza entre las dos naciones, y ahora por primera vez nuestras cancillerías tienen una agenda (de negociación) y por primera vez el tema del mar figura entre esos 13 puntos (de la agenda)", argumentó


Source Website: eltribunosalta.com.ar