<< BACK TO RESULTS

Echan al olvido a autores dominicanos


3/30/05
Siendo la bachata y el merengue dos productos netamente dominicanos, lo ideal es que la materia prima que conforman los elementos que constituyen estos géneros sean también puramente dominicanos. Sería utópico en estos tiempos pensar en estos términos, aunque nos atreveríamos a aseverar que no es imposible. Aunque les adelanto son muchos los intereses que existen de por medio. Todo esto viene al caso, porque hace poco, las disquera Juan & Nelson, cuyos dueños son dominicanos de pura cepa anunciaron recientemente con bombos y platillos la contratación de tres compositores colombianos para que escribieran canciones exclusivamente para los bachateros que componen su amplio catálogo. Los obreros de las letras colombianos que se integran al equipo de la mencionada disquera son: Wilfran Castillo, Alberto Mercado y Omar Geles . Debemos admitir y reconocer que Juan & Nelson están en todo su derecho y libertad de hacer en su empresa lo que se les venga en ganas, pero le recordamos a los directivos de esa disquera que en la República Dominicana los hay tan buenos o mejores entre los mejores y para muestra un botón: Luís Terror Díaz, Víctor Víctor , Manuel Jiménez, José Antonio Rodríguez, y así una retahíla de nombres que no terminaríamos de enumerar, esto es solo por nombrar unos cuantos. No es que tengamos tirria a los compositores colombianos, pues merecen nuestro respeto y admiración en toda su magnitud; ¿pero quién dijo que había que irse tan lejos a buscar letras para nuestros ritmos teniendo tantos en nuestro lar nativo? No es que seamos Chauvinistas pero preferimos lo nuestro. A ver, ¿qué tiene que envidiar la canción Dos Locos que interpretan magistralmente Monchy y Alexandra escrita por el dominicano Alejandro Martínez y adaptada o fusilada por innumerables grupos mejicanos? Lo mismo sucedió con La Ventanita, de Micky Taveras, un rotundo éxito en la voz de Sergio Vargas, y que luego fue adaptada por el grupo mejicano Timbiriche que lo enarbolaba como su himno en todas sus presentaciones tanto nacionales como internacionales. El Venao  de Ramón Orlando también fue grabado por infinidad de grupos alrededor del mundo aunque sus líricas dejan mucho que desear en lo concerniente a la calidad literaria, Ven devórame otra Vez de Palmer Hernández, interpretada en principio por Lalo Rodríguez y luego por el dueto español Azúcar Moreno de España, No me conoces interpretada por Marc Anthony y escrita por el dominicano Fernando Arias es otro de los ejemplos de lo bueno y exquisitos que son nuestros compositores, Derroche de Manuel Jiménez y cantada por dos grandes de la canción romántica, Ana Belén, primero y luego grabada por el mundialmente famoso Julio Iglesias. Lo que pasa es que se quiere enarbolar sin ningún elemento de juicio el que los disqueros, merengueros y bachateros no quieren grabar las composiciones de los criollos para evitar problemas legales con éstos ya que se alega es casi imposible llegar a acuerdos satisfactorios al final de cuentas, cuando lo que debe plantearse es que a los autores dominicanos se les respete y se les reconozcan sus derechos como se debe, así de simple. Tampoco debemos cegarnos, pues para nadie es un secreto que el negocio de la música es vender; y si adaptar o fusilar baladas y vallenatos da buenos resultados, de seguro que continuará la seguidilla con las adaptaciones. En sus inicios, las adaptaciones se hacían por sugerencia de los disqueros quienes tenían la última palabra a la hora de tomar las decisiones, mientras los directores de orquestas veían muy limitadas su participación en la selección de los temas que conformarían la producción final del disco en cuestión; y se hacía esto, como parte del negocio siendo visto por las orquestas como normal que el disquero tomara las decisiones en forma omnipotente. Hoy, esto ha cambiado y son los mismos directores de orquestas y representantes los que al final toman las decisiones. Según los expertos y conocedores del negocio, es más fácil que una adaptación tenga mas posibilidades de convertirse en un palo musical en el gusto del público que una composición desconocida la que hay que trabajar mas y promoverla para que la gente llegue a digerirla, incluso se ha llegado a afirmar que cuando se graba una canción conocida, esta tiene la posibilidad de llegar a mas mercados, se hace mas internacional. Rechazamos de plano esta aseveración, pues, ¿qué nos dicen de los éxitos de Sergio Vargas, Eddie Herrera, Víctor Víctor con su Mesita de Noche y más recientemente Juan Luis Guerra con su producción Para ti? Todas sus producciones fueron éxitos que dieron vueltas por varios continentes, y& qué sorpresa, fueron elaborados con materia prima criolla. Lo que debe proponerse y hacerse entonces; es un consenso en el que tanto disqueros, manejadores de orquestas y sus directores se encuentren con los autores dominicanos y se sienten en la mesa del diálogo para que limen los problemas y diferencias que tengan que resolver y veremos que tanto los autores, disqueros y directores saldrán fortalecidos y por lo tanto será mas saludable y refrescante ver que nuestros ritmos no sean invadidos por autores emergentes en la caja de bateo a la hora de escribir un buen merengue y una buena bachata orgullosamente dominicanos para el disfrute de todo el mundo.


Sources: ElSoldelaFlorida.com
Autor: Alex Grullón
Source Website: http://elsoldelaflorida.com/escenario1.htm
ALL PICTURES / FOTOS