<< BACK TO RESULTS

Papa está grave


3/22/05
ROMA.- El estado de salud de Juan Pablo II, debilitado por la edad, la enfermedad de Parkinson y dos hospitalizaciones en un mes, se está agravando, afirma el martes la prensa italiana. "Rece por el Papa porque su salud se agrava", dijo monseñor Stanislaw Dziwisz, el secretario particular de Juan Pablo II, a un sacerdote polaco, afirma el experto en el Vaticano del Messaggero, el teólogo Orazio Petrosillo. "Las condiciones generales de la salud del Papa son actualmente más serias que cuando fue hospitalizado en Gemelli", la policlínica romana donde Juan Pablo II estuvo internado en febrero y marzo, afirman fuentes del Vaticano citadas por este periódico. El sumo pontífice fue hospitalizado la primera vez el 1 de febrero durante diez días debido a graves problemas respiratorios causados por una fuerte gripe. El 24 de febrero tuvo que ser internado nuevamente porque se asfixiaba, y fue sometido a una traqueotomía. El 13 de marzo regresó al Vaticano. "Wojtyla no logra recuperarse", afirma el cotidiano La Repubblica. Según este periódico, que cita a fuentes no identificadas, el Papa sufrió una nueva crisis respiratoria el lunes, debida "probablemente a la acumulación excesiva de flema en la garganta". El lunes al anochecer corrieron nuevamente rumores en Roma sobre otra hospitalización de Juan Pablo II en la policlínica Gemelli, así como de su muerte, que fueron desmentidas por fuentes autorizadas. Los médicos que cuidan al jefe de la Iglesia católica señalaron que "no hubo ninguna agravación en los últimos días" de su estado de salud general, pero que la convalecencia iniciada después de la traqueotomía continúa con altibajos, afirma por su parte el Corriere della Sera. El Papa, de 84 años, se mostró brevemente el domingo en la ventana de su apartamento en el Vaticano para el comienzo de la Semana Santa de Pascua, pero no habló. Parecía más delgado, molesto por la cánula que le colocaron en la tráquea, y evidentemente martirizado por el dolor. Aumenta preocupación Ciudad del Vaticano.- La preocupación por el estado de salud del Papa aumentó en las últimas horas después de que el Vaticano confirmara que no se celebrará la audiencia pública de los miércoles, aunque no descartó que pueda asomarse a la ventana para bendecir a los fieles que se reúnan en la plaza de San Pedro. Aunque la cancelación de la audiencia ya estaba prevista, el hecho de que se confirmara de nuevo hoy y hervidero de rumores sobre la posibilidad de que el Papa haya sufrido una recaída, desataron la preocupación de los fieles. Muchos medios de comunicación desplazaron inmediatamente sus equipos al Policlínico Gemelli, de Roma, ante los rumores sobre la posibilidad de que el Papa sea ingresado de nuevo. El Vaticano mantiene un silencio total y el subdirector de la Sala de Prensa, el religioso Ciro Benedettini, se limitó a manifestar que la convalecencia del Papa prosigue su curso. Benedittini evitó comentar las hipótesis sobre un agravamiento de las condiciones del Pontífice, subrayando que cualquier noticia sobre su salud se dará de forma oportuna, "como siempre ha sido". Los rumores sobre un empeoramiento de la salud de Juan Pablo II, que en mayo cumplirá 85 años, se desataron después de que el domingo pasado, Domingo de Ramos, hiciera una breve aparición tras la Misa, desde la ventana de su apartamento, mostrando un aspecto muy frágil, con una venda en una mano y sin pronunciar palabra. Según aseguran hoy algunos diarios italianos, el Papa sufrió en la tarde de ayer una recaída y un nueva crisis respiratoria y su convalecencia no está siguiendo el curso que se esperaba. Juan Pablo II fue sometido a una traqueotomía el pasado 24 de febrero, después de ser trasladado al Policlínico Gemelli de Roma por una crisis respiratoria aguda. Tras permanecer dieciocho días hospitalizado, el Pontífice regresó al Vaticano el día 10 de este mes.


Sources: Elnacional.com.do
Source Website: http://www.elnacional.com.do/app/article.aspx?id=27582