<< BACK TO RESULTS

El asalto al poder del Conde de Guácharo


8/02/06
Del sombrero de cogollo que no abandona aún si está vestido con saco y corbata, Benjamín Rausseo saca un papelito con un número y lo anuncia imitando la voz edulcorada de los locutores de bingo: 'El número cero cinco, señores', dice. 'Cero cinco'. Y en el estudio de televisión un joven universitario con el cinco levanta la mano para formular la pregunta que miles de venezolanos quieren hacer. 'Candidato, ¿lo suyo es en serio?', pregunta el estudiante. El presentador del programa Tocando Fondo, de la cadena Globovisión, advierte a Rausseo que tiene dos minutos para responder. Rausseo, que no ha escuchado muy bien las instrucciones, replica luciendo su inglés de curso intensivo en Cincinatti: ``I beg your pardon?'. En menos de dos minutos, con un discurso atropellado pero muy sencillo, Rausseo responde que sí, que lo suyo va en serio pero que todo depende de que la población le brinde suficiente apoyo para registrar su candidatura en el Consejo Nacional Electoral (CNE). En cuanto a las propuestas de gobierno, responde, el problema no es la falta de un plan. 'El problema es de voluntad porque aquí lo que ha habido es insolvencia testicular para enfrentar las cosas', sentencia. Entre los jóvenes se escuchan risas por lo de la 'insolvencia testicular' y en el país la gente no parpadea frente a los televisores para no perderse uno solo de los ataques calculados de este humorista venido a candidato con un discurso que hoy amenaza con robarle el monopolio de la irreverencia, la informalidad y la gracia a su contrincante, el presidente y también candidato Hugo Chávez. 'El pueblo, reído, jamás será vencido', le escribió un simpatizante a la página web de Rausseo, quien está convencido de que es así. Centro de lomito Rausseo, más conocido en Venezuela como El Conde de Guácharo, por un famoso monólogo en el que interpretaba a un personaje campesino de la zona oriental del país, quiere ser presidente. 'Si me dan un espacio, una hendija, ahí va el negrito, el hijo de Albertina, por el centro de la pista', exclama. Después de más de 20 años de recorrer el territorio nacional como humorista de chistes de doble sentido y obscenos, de mofarse de todos los políticos y todas las burocracias, Rausseo sostiene que nadie mejor que él puede interpretar las necesidades del pueblo venezolano, 'un pueblo pobre en un país rico', según sus palabras. Su movimiento se llama Piedra: Partido Independiente Electoral de Respuesta Avanzada. En Venezuela la expresión 'sacar la piedra' significa enfurecerse. Sus lemas de campaña son 'Vota Piedra' y 'Un alpargatazo por la costilla'. Su equipo de gira electoral, 'Comando Pechuga' y cuando le preguntan en qué tendencia política se matriculan sus ideas, si son de centro izquierda o de centro derecha, responde: ``Yo soy centro de lomito porque eso es lo que tienen que comer los venezolanos, carne buena, buena papa'. Venezuela irá a las urnas en diciembre de este año para elegir presidente con una oposición hasta ahora dividida entre las candidaturas de Teodoro Petkoff, líder de izquierda; Julio Borges, dirigente del movimiento de oposición Primero Justicia, y Manuel Rosales, gobernador del estado de Zulia. Los políticos hicieron un acuerdo para presentar una candidatura única de oposición, que, en conjunto, hoy sólo marca un débil 19 por ciento en la intención del voto. Chávez continúa a la cabeza con el 55 por ciento, según la firma Interlaces. Un análisis de las encuestas, sin embargo, señala que en el panorama político del país tendría un gran chance un outsider. Rausseo lo entendió a tiempo y lanzó informalmente su candidatura esta semana en el programa de Globovisión. Sin pelearse de frente con el chavismo de la calle, el precandidato de 45 años está explotando electoralmente, con su colección de frases efectivistas de comediante veterano, la furia de miles de sus compatriotas por la indolencia de un gobierno que gasta millones de dólares en regalos, subvenciones y compras para ayudar a otros países mientras el suyo está a la deriva. Es tal vez el tema en el que más insiste este comediante de pelo ensortijado -- pelo malo, le dice -- y sonrisa fácil: que Venezuela es para los venezolanos y que todos los compromisos que ha adquirido el país con otros gobiernos deben ser revisados incluyendo los onerosos contratos de suministro de petróleo a Cuba. 'Primero los venezolanos, los demás que hagan la cola, más nada, papá', explica. La oposición lo mira con distancia nerviosa. Unos dicen que es un 'comodín' del gobierno para dividirlos y otros que es un payaso de la burguesía emergente puesto allí para garantizar que Chávez siga en el poder. Chávez no se ha referido al cómico, pero algunos de los simpatizantes del presidente han dicho que Rausseo echó mano a la política porque su vida artística está en crisis. Rausseo lo niega. 'A esto hemos llegado', comentó a El Nuevo Herald el ex diputado de oposición Ramón José Medina, quien ha sido consultado por el equipo del candidato sobre estrategias electorales. ``Es una señal de la decadencia que estamos viviendo, la debilidad de la oposición obliga a que la gente busque salidas por donde sea'. Derecho a escoger De acuerdo con Medina, los patrocinadores del conde están buscando contactos con un asesor de campaña del ex presidente Bill Clinton. Para un comediante con tarjeta de seguro social en Estados Unidos, estudios en Cincinatti y apartamento en Miami, es difícil ocultar sus simpatías con este país, sobre todo cuando parece hastiado del discurso bélico de Chávez contra Bush y ``la invasión que nunca viene'. 'Si los Estados Unidos me están financiando, que me depositen porque no he visto nada hasta este momento', comentó recientemente en respuesta anticipada a la conocida acusación de Chávez de que todos sus opositores reciben fondos de Washington. Rausseo, quien afirma que habla inglés y portugués, tiene licencia de conducir de Miami con dirección en un apartamento del suroeste de la ciudad y sus firmas Latin American Forcloric (sic) & Humorios (sic) Foundation Corp y Guacharo's Corporation estuvieron activas en el registro corporativo de la Florida hasta hace dos y seis años respectivamente. En sus entrevistas recientes el precandidato se ha negado a identificar a sus asesores y patrocinadores electorales con el argumento de que no quiere ponerlos en problemas antes de tiempo. Cuando uno de los estudiantes invitados por Globovisión le preguntó quiénes son los hombres detrás del candidato, Rausseo comentó, con doble sentido, que esa pregunta era una falta de respeto. En cuanto a la financiación de sus giras se siente orgulloso de ser el primer candidato de la historia de Venezuela, y quizás del mundo, dice, que cobra por entrar a un mitin electoral. '¿De dónde voy a sacar para la papa?', pregunta. ``Uno aprieta a la cochina y si chilla la suelta'. Muy cuidadosamente, Rausseo ha dicho que las populares misiones sociales del gobierno de Chávez no las va a acabar si llega a ser presidente. Los programas de gobierno que ofrecen salud, educación, alimentación y vivienda necesitan unos ajustes, ha dicho, para que todas las personas necesitadas puedan recibir sus beneficios y no sólo 'las que tienen camisetas rojas', explicó en una clara referencia a los militantes oficialistas. En lo que no se ha cuidado es en atacar la falta de democracia dentro del chavismo. 'La ventaja que tenemos los que estamos de este lado de la fuerza, no del lado oscuro, es que tenemos derecho a escoger', dijo. ``En el otro lado es lo que diga una persona'. De Musipán a Miraflores El comediante es consciente de que Chávez no tendrá municiones verbales para atacarlo en relación con su origen. Como Chávez, Rausseo se precia de ser de una familia humilde y de haber tenido que trabajar desde muy joven. Según la biografía de su movimiento, Rausseo se debió ocupar del sustento de sus cinco hermanos cuando su padre minero dejó el hogar. De su pueblo natal de Musipán, estado Monagas, el joven se mudó a Puerto la Cruz, donde inició su carrera artística como cantante. Años más tarde estudió locución y artes dramáticas en Caracas bajo la dirección de Levy Rossel. Su gran acierto artístico fue el monólogo del Conde de Guácharo. Con su sombrero y las alpargatas bordadas de lentejuelas, el personaje entró por la puerta grande de los estudios de Sábado Sensacional, un popular programa de la cadena Venevisión. Grabó varios discos con las historias del folclórico reino imaginario de Musipán. De allí su grito de batalla de hoy: ``De Musipán a Miraflores, a paso de jodedores'. Actuó en películas como Cédula ciudadano, una sátira del proceso de un joven venezolano para eludir el servicio militar y con sus ingresos construyó un enorme parque temático en Isla Margarita que tiene cinco piscinas y 220 metros de playa y lleva el nombre de su reino. El parque ofrece visitas a pabellones como Guarachassik Park, 'una experiencia de aventuras donde se conocen las raíces prehistóricas de Musipán y se ven en acción al lapasaurio y al chigirodictilo [animales de caza de los llanos venezolanos] entre otros'. También es propietario de una cadena de moteles. En estos días Rausseo llega tarde a las entrevistas porque está en exámenes finales de Derecho en la Universidad Santa María. Está en décimo semestre. Los estudios le dan cierta propiedad al explicar las teorías del economista John Keynes con la misma frecuencia que Chávez citaba al poeta Walt Whitman cuando era candidato. Todas estas similitudes llevan a los periodistas a preguntarle por las diferencias, a lo cual Rausseo responde: ``El es feo, yo soy feo. ¿Pelo malo? Tengo pelo malo. Yo hablo, él habla. La diferencia es que yo vivo en Venezuela y él no'.
  • Mas noticias relacionadas y no El Conde del Guácharo busca derrotar a Chávez
  • Julio Iglesias se compra el avión privado más moderno del mundo .
  • Anahí debuta en rol de empresaria
  • A Shakira le gustaría vivir desnuda como Eva en el paraíso

  • Sources: Juan y Cesar los Caciques del Internet...
    Autor: GERARDO REYES
    Source Website: elnuevoherald.com